Catálogo

Tamaño

OFERTAS

Colchones Viscoelásticos 

Colchones Viscoelásticos

Los colchones visco son ideales para el descanso y, si además disponen los mejores precios, mucho mejor. ¿Sabías que la Viscoelástica fue desarrollada por la NASA para aliviar la presión que podían producir los tejidos a los astronautas al despegar la nave? Ahora puedes disponer de este material y del mejor descanso, con nuestros colchones. ¡Elige el tuyo!

Tras el auge y declive del colchón realizado exclusivamente en látex llegó el colchón viscoelástico con prácticamente todas las ventajas que ofrecían los primeros pero sin los inconvenientes que hicieron que la mayor parte del público les diera la espalda como su dureza, su incompatibilidad con algunos sistemas de somier y los problemas de alergia que ocasionaban.

Los colchones viscoelásticos ofrecen el mejor descanso para la espalda de una forma muy revolucionaria. Hasta ahora, se pensaba que cuánto más rígido fuera el colchón más sano era para la espalda. No obstante, ahora sabemos que lo que realmente es bueno es que el colchón se adapte ligeramente a la forma del cuerpo pero sin ceder. Así, los huesos pueden descansar de una manera totalmente natural, pero sin soportar todo el peso del cuerpo como sucede si la base es rígida.

Por ejemplo, las personas que duermen de lado sobre un colchón excesivamente rígido acabarán sufriendo dolores en el hombro y en la cadera porque esas partes de su cuerpo que sobresalen más acaban siendo los soportes del peso de todo el cuerpo.

Un colchón de viscoelástica, por el contrario, cede ligeramente ante el peso tomando la forma del cuerpo de modo que todo ese lado, desde la cabeza hasta los pies, sostenga de forma repartida el peso, sin sobrecargarse en ningún punto.

Un material a prueba de alergias

Los colchones viscoelásticos tienen otra ventaja muy importante y es que no dan alergia. No solo son muy buenos repeliendo a los ácaros y evitando que aniden en el colchón, sino que el propio material en el que están fabricados no causa ningún tipo de reacción en la piel de la persona ni le puede dañar de ningún otro modo.

Los colchones de viscoelástica tienen una capa de este material que recubre una o las dos caras del mismo. El interior puede ser de espuma, de látex o con un sistema de muelles y esto debe de ser conocido por el consumidor. Los colchones de espuma son, por lo general, muy duros, pero son los que tienen más riesgo de deformarse. Son también los más económicos.

Los colchones de látex tienen también una base muy firme, ya que el látex es un material bastante rígido. Por último, los de muelles son los que otorgan la máxima adaptabilidad al cuerpo y por eso son los más solicitados, en especial los de muelles ensacados pues es el sistema más avanzado y el que impide que los muelles acaban rompiendo o saliendo hacia el exterior.

El grosor de la viscoelástica determina la calidad del colchón

Es importante conocer el grosor de la capa de viscoelástica del colchón. Cuánto más gruesa sea la capa, más cómodo será el colchón y mejor funcionará este material. Pero también aumentará el precio. Por eso, hay que buscar el mejor equilibrio entre el grosor del material, suficiente para dar comodidad, pero que permita ofrecer un colchón a un precio razonable. Algunos colchones muy baratos lo son porque tienen muy poca viscoelástica, lo que hace que, al final, sea prácticamente como si no la llevara. Normalmente, se encuentran en el mercado colchones con capas que van desde los 0,5 cm hasta los 9 cm.Pero además del espesor de la capa hay que conocer también la densidad de la viscoelástica y cómo se consigue dicha densidad, ya que a mayor densidad, mayor adaptabilidad al cuerpo. Las densidades pueden variar, siendo la mínima aconsejada de 20 kg/m3 aunque lo habitual es que estén entre los 30 y los 60 kg/m3. Pero hay que tener cuidado de que los fabricantes no hayan aplicado cargas basuras como plomo, tierra, etc. con fin de abaratar costes y aumentar la densidad.

Compartir cama, más fácil con la viscoelástica

Uno de los problemas de compartir cama viene dado cuando hay diferencia de peso entre ambos miembros de la pareja. El que pesa más hace que el colchón se hunda por su lado, lo que puede hacer que la otra persona acabe desplazándose hacia allí. Esto no ocurre con la viscoelástica, con la que se consigue que cada persona tenga independencia, no afectando a la otra por su peso.

Y tampoco afectarán los movimientos, ya que no se transmiten vibraciones. Si una de las personas se mueve en la cama, la otra no tendrá por qué notarlo ya que ese movimiento no repercutirá en su lado del colchón.

Mantenimiento del colchón de viscoelástica

El mantenimiento de estos colchones es muy sencillo. Si tiene viscoelástica por las dos caras, se recomienda girarlo cada tres meses aproximadamente para evitar que se deforme. También se debe de rotar para evitar que tenga siempre el peso en el mismo lado. De este modo, el colchón se colocará en cuatro posiciones diferentes a lo largo del año evitando que coja formas.

Si el colchón solo tiene viscoelástica por un lado, simplemente se rotará cada tres meses ya que no se podrá utilizar la otra cara al no disponer de la comodidad de la capa viscoelástica.

No hay productos

To be determined Envio
0,00 € Total

Check out